La bárbara poesía

En El arco y la lira, Octavio Paz lo expone con claridad: “El poema no es una forma literaria sino el lugar de encuentro entre la poesía y el hombre”. Él se refiere ahí a la palabra escrita o dicha, pero la poesía escapa también de lo verbal. Tenemos pruebas a diario.

¿Qué hay de poesía en el cine? y ¿qué es la poesía del cine? Muchos han intentado responder a esas preguntas desde la teoría, la práctica o las dos cosas. Es muy conocida, por ejemplo, la fervorosa defensa pasoliniana de un “cine de poesía”, en oposición a un “cine de prosa” encorsetado en los moldes de la convención narrativa. Y es muy conocida la réplica de Eric Rohmer en aquella polémica, defendiendo un cine “narrativo” donde la poesía “está presente, pero no buscada de antemano”.

Fotograma de 'Mamma Roma' (Pier Paolo Pasolini, 1962)

Creo que, a su manera, los dos tenían razón. Y que el cine anterior, coetáneo y posterior se ha encargado de demostrarlo de sobra. Los “elementos irracionales, oníricos, elementales y bárbaros” que Pasolini identificaba y reclamaba para la lengua de poesía del cine no han podido ser nunca completamente sometidos por la retórica de la ficción narrativa. Me gusta pensar que en toda película (y en todo acto de ver una película) existe esa esencia irracional, onírica, bárbara, indomable. Sigue leyendo