CineAnd… Flamenco: Toma 1

Ya estamos aquí. Arrancamos nuevo blog. Pónganse ustedes cómodos. Hablaremos aquí de la relación entre el flamenco y el cine andaluz, siempre con los márgenes, los ojos y los oídos bien abiertos. Comenzar siempre es difícil. Uno nunca sabe si es mejor buscar la trascendencia con un post denso y estrictamente ajustado a los cánones, o buscar una sonrisa con un texto fresco con el que comenzar una relación con los lectores. Permítanme, en este caso, comenzar con una anécdota, y con un personaje talismán de una profundidad y trascendencia reconocidos por otras virtudes que no son las que contaremos en este post.

Déjenme hablarles de un actor andaluz fugaz, muy fugaz. Tanto así que sólo participó en tres películas, y en la última de ellas no actuaba, sólo cantaba. En realidad, nuestro actor, es un cantaor de flamenco. Pero no uno más, sino uno cuya voz y trayectoria han sido reconocidos como una de las joyas del flamenco de todos los tiempos.

Hablo de Camarón de la Isla, José Monge.  “¿Que Camarón fue actor?”, se preguntarán. Pues sí. Y aunque aparece en los títulos de crédito de ‘El amor Brujo’ (película de 1967 dirigida por Francisco Rovira Beleta y nominada al Óscar a Mejor película de habla no inglesa), es en Casa Flora’,  película de 1973, cuando realmente interpreta un personaje, aunque secundario de la trama principal.La película, dirigida por Ramón Fernández y producida por Luis Sanz, es una comedia surrealista de enredos que reúne los tópicos españolistas del franquismo (quién sabe si para mofarse de ellos sutilmente) y los aires aperturistas de la época. Camarón interpreta a un personaje muy secundario, un ladronzuelo de nombre Toni que, después de robar una joyería junto a un amigo (interpretado por Pedro Mari Sánchez) canta subido a una motocicleta por las calles de Madrid la rumba orquestada Sere… serenito, compuesta para la película por Rafael de León y Juan Solano. Se trata de un tema fresco, con una letra que alude a la historia del personaje, y que recientemente y como homenaje al cantaor ha rescatado Miguel Poveda para su disco Las coplas del querer (publicado en 2009).

El tema se incluyó ese año como Cara A de un EP publicado por Philips y con la imagen del Camarón motorista como carátula del vinilo. En la Cara B aparecían los tangos Detrás del tuyo se va como Cara B. Pero además, aparecía en el disco que el cantaor publicó ese mismo año, en 1973, junto al guitarrista Paco de Lucía: Caminito de Totana.

Aunque no era aún el ídolo de masas que sería en los últimos años de su vida, Camarón gozaba en aquel momento de mucho éxito. Tenía el reconocimiento de artistas y aficionados. Era el cantaor principal en uno de los tablaos de mayor importancia en aquel momento en Madrid, el Torres Bermejas, y además participaba en los festivales de verano de Andalucía, en muchas ocasiones ya como principal nombre en los carteles. Ya entonces comenzaba a ganarse una fama de cantaor irregular, con momentos sublimes e irrepetibles sobre las tablas y recitales a los que ni siquiera acudía o, si no encontraba inspiración, resolvía en poco tiempo.

Jesús Ojeda, el taxista madrileño con quien Camarón se movía a menudo por Madrid, cuenta en el libro ‘Camarón, biografía de un mito’ (de Luis Fernández Zaurín y José Candado Calleja) que al cantaor le gustaba mucho rememorar su trabajo en la película. “Siempre me recordaba esas imágenes. En realidad, en vez de ir en moto la toma la grabó montado en un carro y eso le hacía mucha gracia”.

Y aunque Camarón fue un genio del cante y él recordaba con cariño su participación en la película, en Casa Flora queda claro que no fue llamado por el camino de la interpretación. De hecho, en los pocos diálogos que interpreta, su voz aparece doblada.

(Un momento de Casa Flora en el que aparece Camarón doblado)

La película, un musical coral con escenas delirantes, cuenta la siguiente historia: un torero andaluz fallece en América de una indigestión y el traslado de sus restos a su pueblo natal mueve a tanta gente que el pueblo se queda sin alojamiento. Para dar cabida a tanto público, deciden transformar el prostíbulo del pueblo, regentado por un personaje que interpreta Lola Flores, en hotel. Además del tema de Camarón, es en esta película cuando Lola Flores interpreta por primera vez su famosa copla-rap Cómo me las maravillaría yo.  Y por si no es suficiente, comparte un número musical con Estrellita Castro que no tiene desperdicio…

Un pensamiento en “CineAnd… Flamenco: Toma 1

  1. Me alegra mucha ver un post sobre esta película, que merece un reconocimiento mucho mayor del que tiene. Es una grandeza. A las escenas de las que hablas, añadiría una de Conchita Márquez Piquer que no describo para no ‘espoilear’ nada.

    Saludos,

    dmr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>